5 lecciones básicas para ser pastelero

5 lecciones básicas para ser pastelero. La pastelería es una labor creativa admirable. Si te interesa la cocina, pero especialmente la tarea de crear maravillas altamente deliciosas como la bollería, el pan dulce, las tartas y demás exquisiteces para activar placeres a través del paladar, no dejes de leer este post en el que te damos 5 lecciones básicas para ser pastelero y destacarte como tal.

5 lecciones básicas para ser pastelero

1.- Vocación y más vocación

Para comenzar a ser pastelero, lo primordial es tener la vocación, ganas de dedicarte a la preparación esos ricos postres que tanto deleitan a los comensales, ya que este tipo de profesiones requieren de tu capacidad inventiva, de la toma de decisiones adecuadas y de mucho trabajo cuidadoso.

Puede que a todos nos gusten las tartas, tartaletas, mousses, pasteles y galletas, pero no todos  tenemos la aptitud y afición para dedicar horas a la preparación de estos postres, ni las habilidades para obtener el resultado deseado. Así que, si tu deseo es ser pastelero, ya tienes uno de los  puntos más importantes a tu favor.

5 lecciones básicas para ser pastelero

 2.- ¡A estudiar pastelería!

Puede que gracias a tu vocación hayas logrado por tus propios medios aprender mucho sobre pastelería, pero si realmente deseas dedicarte de lleno a esto, lo mejor será que inviertas tiempo en cursar estudios en este campo.

Si te formas en una buena escuela, con los maestros que puedan brindarte amplio conocimientos teóricos y prácticos sobre el mundo de la pastelería, sumarás otros puntos a tu favor, pues aprenderás técnicas, recetas y demás procesos relacionados con el quehacer de un pastelero y recibirás una acreditación que, según el tipo de plan formativo que elijas, te servirá de soporte curricular a la hora de buscar trabajo.

5 lecciones básicas para ser pastelero

Donde sea que decidas estudiar

Hazlo aplicadamente, destácate en todo cuanto  te corresponda hacer para que tus maestros conozcan tus habilidades y te ayuden a potenciarlas. No olvides que tambien es una oportunidad para  entrar en el medio, y conseguir recomendaciones, por ejemplo.

Las oportunidades de estudio en el campo de la pastelería, la repostería y confitería son tantas y tan diversas en este momento, que tendrás para escoger. Obviamente, tienes que evaluar qué tipo de nivel formativo quieres alcanzar, qué supondría económica y logísticamente, entre otras variables a considerar. Esta es una de las 5 lecciones básicas para ser pastelero que debes subrayar.

5 lecciones básicas para ser pastelero

Existen cursos, talleres intensivos, cortos y de larga duración

Son 100% prácticos y con componentes teóricos, así como de tipo general y temático, por ejemplo, puedes encontrar cursos de pastelería francesa o de otras partes del mundo, así como dedicadas a un ingrediente, como el chocolate, las frutas, entre otros.

En niveles más avanzados, encontrarás diplomados y especializaciones, así como licenciaturas y programas de postgrado. Suelen recomendar los expertos comenzar formándose en gastronomía y luego tomar la rama pastelera, obteniendo por ejemplo la titulación de chef pastelero, pero depende de tus intereses.

pastelero

3.- Buenos hábitos para buenos resultados

Si algo es fundamental tanto en el mundo de los pasteleros como de la gastronomía en general para lograr buenos resultados, es la adopción de buenos hábitos. Incluso en los cursos de cocina mas básicos, hallarás como parte del contenido que ofrecen,  indicaciones sobre el correcto uso de los implementos de cocina, su higiene y limpieza, la manipulación de los alimentos, la apariencia del personal repostero, entre otras claves que deben acompañarte en todo momento si te desempeñas como pastelero.

pastelero

Cómo se usan los ingredientes

Debes conocer cómo se usan los ingredientes chocolates, especias, cacahuates, remas, azucares, frutas, grasas, colorantes, etc., cómo optimizar su uso, cuales son las mejores presentaciones, las proporciones en cada receta, entre otros aspectos claves. Si prepararás panes y demás dulces que requieren de una masa por ejemplo, esto será elemental, saber cómo se prepara, cuál es la contextura, el color y el sabor indicado para cada postre, así como su tiempo de cocción.

Ir aprendiendo las nomenclaturas propias del campo de la pastelería, es decir, el repertorio o lenguaje técnico para referirse a los procedimientos, herramientas, así como a los roles de cada persona en la cocina, según si estas en un restaurante o en otro espacio, son tambien un asunto determinante.

5 lecciones básicas para ser pastelero

4.- Desarrolla tu creatividad

Debes saber que un buen pastelero se considera un artista de los sabores como también sucede con quienes se desempeñan en otros campos gastronómicos. Así que bien puedes comenzar por reproducir recetas existentes, luego puedes atreverte a mejorarlas, a variar ingredientes y darle tus propios toques personales.

Un biscocho, frosting o un relleno puede tener como base una receta clásica, pero sobre esta puedes realizar pruebas que te permitan introducir cambios o ciertas variaciones. Por ejemplo, puedes jugar a complementar y contrastar sabores: chocolate, red velvet, limón, vainilla, fondant, buttercream, en fin, hay mucho para dar rienda suelta a tu imaginación y romper con postres trillados, introduciendo nuevos matices.

5 lecciones básicas para ser pastelero

Tomar riesgos

Pero más temprano que tarde, debes empezar a tomar riesgos, a aventurarte con nuevas preparaciones, más complejas, exóticas, al punto de comenzar a crear tus propios postres. Debes perder el miedo, si acaso lo tienes, a experimentar con otros ingredientes. No importa si fallas al comienzo, debes saber que los mejores en esta carrera no se dejan vencer tan fácilmente y continúan intentándolo hasta lograrlo.

Lo mismo con las decoraciones y presentaciones de tus creaciones. Trata de ir definiendo una identidad, alguna marca original que se convierta en tu huella, tu firma, eso que te distinga del resto. No solo pienses un elemento visual, tambien puedes lograrlo con sabores, aromas, texturas, que sean tu sello personal, eso sí, siempre buscando renovar, sorprender con nuevas ideas.

5 lecciones básicas para ser pastelero

5.- Previsión y organización

Un excelente pastelero es previsivo y organizado. Eso supone un buen manejo del tiempo, tanto para realizar sus preparaciones, como para llevarlas al horno o refrigerador según lo requieran. Tambien toma previsiones sobre los ingredientes que debe tener a mano, los implementos que no pueden faltarle en su cocina, el espacio para realizar sus amasados, decoraciones, emplatados, etc.

pastelero

Versatilidad

También suele ser parte de la dinámica de quien se dedica a la pastelería, realizar tareas múltiples, especialmente cuando está elaborando un postre que requiere de tiempo en el horno o de refrigeración para obtener el producto final o como un paso en el proceso. En ese intervalo, aprovecha para hacer otras preparaciones, o para ir adelantando algún asunto en relación con la decoración o presentación de dicho postre.

Tener en cuenta todo lo que te hemos recomendado en estas 5 lecciones para ser pastelero, sin lugar a dudas te impulsará en este arte culnario. No dejes de repasarlas, de leerlas y aplicarlas para garantizar el éxito. Veras como gozarás de muy buena reputación en el medio y como te harás popular hasta entre los paladares mas existentes.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar