Entra en el sector de las reparaciones de calderas y electrodomésticos

Las calderas y electrodomésticos son en gran parte los responsables de que las cosas fluyan de forma correcta, dentro de la rutina diaria, no solo del hogar. Las oficinas, locales comerciales y de más, dependen en gran parte del buen funcionamiento de muchos aparatos electrónicos. 

Ahora bien, si lo pensamos con detenimiento, debido a la pandemia, nuestro tiempo en casa es mucho mayor, por lo que hemos incrementado el uso de los electrodomésticos lo que acelera su desgaste. 

Y con la llegada del invierno, es lógico querer contar con que nuestra caldera esté en perfecto estado. 

Pensando en ello, la idea de aprender a reparar calderas y electrodomésticos comienza a sonar tentadora. Bien sea para mantener tu hogar a tono o para iniciar un pequeño negocio de servicio de reparaciones. ¿No te parece? 

calderas y electrodomésticos

Comenzando a aprender

Para iniciarte en el sector de las reparaciones, lo primero que debes averiguar es si tienes aptitudes para ello, es decir, si se te dará bien el negocio. 

Puedes comenzar atendiendo reparaciones sencillas en tu hogar, ayudándote con algunos tutoriales de Youtube. Si eres de los que tiene manos hábiles se te hará más que sencillo. 

Ahora bien, si te cuesta un poco al principio, no te desanimes. Recuerda que algunas cosas toman algo de tiempo y práctica. Dale una oportunidad y pon algo más de esfuerzo y quizás veas salir el reparador que hay dentro de ti. 

Recibe capacitación profesional

Además de la experiencia, necesitarás recibir algo de capacitación especializada. De este modo te será mucho más fácil obtener una licencia y, claro está, la certificación con la que podrás empezar a adentrarte con pie firme en este sector. 

Para cubrir este paso, puedes recibir formación profesional, o bien comenzar con algunos cursos certificados con lo que ya podrías tomar algunos trabajos más “pesados”. Eso sí, no olvides que en este tipo de oficios, la práctica es lo más importante. 

Mantente legal

No olvides que para obtener la licencia existen reglamentos y requisitos que dependen del lugar en que vivas o trabajes. No dejes de verificar en tu municipio cuales son los trámites correspondientes y tenlos al día. 

También, obtén una certificación de la Agencia de Protección Ambiental, para poder manipular los electrodomésticos que usan refrigerantes, como los refrigeradores y aires acondicionados. 

calderas y electrodomésticos
calderas y electrodomésticos

Invierte en unas buenas herramientas

Comienza por las herramientas básicas, pero haz una buena inversión. También es una buena idea hacerse con algunas piezas comunes, de esas que suelen ser las que más deben cambiarse en los aparatos, como los termostatos, fusiles y otros. 

Con esto ya irás teniendo tu pequeño almacén de repuestos y seguramente ahorrarás algo de tiempo y dinero a futuro. 

Un medio de transporte

No es que necesites un camión para arrancar el negocio, eso puede ser una inversión para más adelante. Pero si necesitarás una forma de movilizarte con todas tus herramientas y tu equipo. 

Lo mejor para comenzar es un auto con un buen maletero y un asiento trasero espacioso. 

Ten tu propio taller

Puedes dedicar un espacio dentro de tu hogar para ello. Arma una pequeña oficina donde puedas atender a tus clientes con tranquilidad. 

Luego dispón de un espacio para un pequeño taller. Este se hará necesario cuando debas realizar reparaciones mayores que requieran llevar los aparatos o piezas para trabajarlas aparte. Aunque es muy posible que la mayoría de los trabajos los realices en el lugar. 

Una buena publicidad

Los sitios web, tarjetas de presentación, publicidad en línea, carteles en tu vehículo, incluso, la recomendación de amigos. Todo cuenta para que puedas dar a conocer tu negocio. 

Una buena idea es promocionar tus servicios en tiendas especializadas en electrodomésticos. Por ejemplo en una tienda online, en este enlace encontrarás las mejores calderas de gasoil

¡No olvides el seguro!

La póliza de responsabilidad civil y el seguro para tu vehículo son imprescindibles. De esta forma, estarás velando por la seguridad tanto de tu negocio como de ti mismo. Así que no escatimes en absoluto en este punto.

¿Por qué montar un negocio de reparaciones? 

Aunque la idea haya nacido en la época más fría del año, mientras pensamos en nuestra caldera y la calefacción del hogar, este es un servicio que siempre será necesario, por lo que bien llevado, augura un negocio próspero. 

Eso sí, recuerda mantenerte en sintonía con el mundo moderno. Actualízate, mantente en movimiento, investiga y aprende constantemente. 

¿Cuáles son los contras? 

Desde luego, como todo, existen algunos riesgos. Además de exponerte a electricidad, gas y lesiones, muchas veces deberás sacrificar tu día de descanso o tus horas libres por una emergencia hogareña. 

Es un trabajo duro que exige mucho esfuerzo de tu parte, pero si eres un trabajador comprometido y pones suficiente corazón, te traerá una gran recompensa. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar